domingo, 22 de noviembre de 2015

Fiesta de la democracia

Por ahí este mes trabajás los 30 días, sin francos. Por ahí tenés que hacer un par de horitas extras por día, porque sino no llegás. Por ahí tenés que tomarte un tren y dos bondis en hora pico para cumplir tu horario. Y sin bajar la guardia, a ver si te afanan la billetera o el celular. Capaz cuando llega el día que podés disfrutar con tu familia, estás tan cansado que no podés levantarte del sillón.
Puede ser que en invierno, con 10 grados bajo cero, tengas que agarrar la bicileta a las 3 de la mañana y salir a ganarte el pan, porque no te queda otra.
Por ahí viste pasar presidentes de todos colores, un millón de promesas, y seguís siendo pobre. O no estás lo suficiente bien. O no tenés lo que crees merecer.
O por ahí estás más o menos bien, y hacés esfuerzos, invertís mucho tiempo de tu vida, viajás, vas, venís, trabajás mucho, te estresás, llegás a casa cansado, no te sobra nada pero al menos vivís tranquilo.

Entonces hoy tenés que elegir entre dos millonarios, que viven en mansiones, que viajan en helicópteros y aviones privados, que se mueven de un lado a otro llevando un ejército de agentes de seguridad, asesores, voceros, consejeros y chupamedias.
Dos tipos que viven a 200 metros por encima de la realidad. Nunca tomaron un subte en hora pico. Nunca perdieron un tren. Nunca sufrieron el sorpresivo accionar de un punga. Nunca sufrieron para llegar a fin de mes. Nunca tuvieron que cumplir horarios. O si no te gusta el "nunca", cambialo por "hace muchísimos años que no...", porque capaz alguna vez fueron terrenales, pero te aseguro que ya ni se acuerdan. Hoy viven en el olimpo.
Y el que gane, además de ir a trabajar cuando lo considere necesario (y desde donde quiera) va a cobrar un sueldo que vos jamás vas a cobrar en tu vida, ¿y sabés qué?, ni siquiera lo necesitará, porque sus almuerzos, sus cenas, sus traslados, sus viajes, adquirirán carácter "oficial" (???) y entonces serán pagados por el estado (¡nuestros impuestos!). Sí, este tipo se alojará en el Hilton de Nueva York y lo pagarás vos que estarás cargando bolsas de cemento.
Le pagarás casa, comida, transporte, y todo el circo aplaudidor que lo acompañará.

Y dicen que el que gane es quien te va a representar. La persona que te representa ante el mundo. A vos. De verdad.

"Fiesta de la democracia" lo llaman los demás. "Ser pelotudo", lo llamo yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario